lunes, 10 de agosto de 2020

EXPERIENCIAS DE DUELO: EL ULTIMO ABRAZO EN TIEMPOS DE ABRAZOS PROHIBIDOS.

 



" Al final del Camino me dirán ¿ Has vivido?. ¿ Has amado?. Y yo sin decir nada abriré el corazón lleno de nombres" Pedro Casaldaliga.

De regreso a casa escucho la canción de Amapolas, su voz suena melodiosa y dulce , con un toque de tristeza. Me recuerda las melodías que solía cantarme mi madre de niña, su voz meciéndome con su presencia.¿En qué piensas madre?. tu mirada perdida me recuerda la de la abuela...la calidez de tu cuerpo se expande por mis recuerdos. No sabes de palabras tanto como de abrazos. A veces fabricamos palabras para cubrir vacíos.No necesitas palabras, tienes tus manos de Paloma, ahora las mías te dibujan en el Aire.

Madre ¿ qué miras con tu triste semblante? . ¿ que esconde tu mirada?. sobre la calidez de tu cuerpo, que derrocha ternura, hay sueños de estrellas y de voces, de canciones cantadas con la pasión de tus ojos y el ardiente y perfumado aroma de mujer terrenal y generosa. Tu presencia cálida de madre y de mujer que sabe pasear el fervor de sus caderas al ritmo de la música, florece en tus sueños en búsqueda incesante.Nunca fuiste estrella, tal vez las estrellas no sean tan importantes,fuiste mucho mas que eso: la Reina de Corazones.

Me busqué en tí, en tus ojos lejanos de mujer derrotada  y me extravié en mi propio abismo de princesa perdida. Mi dolor no te pertenece, fue labrado y disuelto en mis propias soledades, con mis propios miedos, profundos y soterrados, ocultos tras los tuyos.

Desde mis profundidades, de mis surcos mas férreos, emerge el calor de tus presencias. A través de tus manos te derramas en mis dedos, y el Amor de tus besos me reclama en tu ausencia. En un extraño juego con el tiempo. viajo hacia tus entrañas y en ese camino fervoroso , emerjo de nuevo a la vida, en ellas nazco limpia y renovada.

Madre, perdón por mis distancias y mi rabia de mujer lastimada por la vida. Tarde o temprano a todos nos reclama una herida  y nos lleva por senderos de oscuridades sin fondo.

Madre sé de tus manos cálidas, tanto como de tus tristezas y de las mías. Desde la niña que hay en tus ojos, veo silencios que brotan de tus heridas.Los bordes de tus miradas me hablaban de tus sueños perfumados de antaño. el olor de mujer que me diste , vive en mi, como antes fue de tus presencias, ahora es tiempo y fervor, y deseos que no fueron y tal vez algún día puedan serlo ...soñados en tí, y en mí, y en muchas otras Mujeres desde la eternidad que nos habita.


  En recuerdo de mi Madre.

Valencia 9 de Agosto del 2020.


Beatriz Miralles Corredor.



2 comentarios:

EXPERIENCIAS DE DUELO: EL ULTIMO ABRAZO EN TIEMPOS DE ABRAZOS PROHIBIDOS.

  " Al final del Camino me dirán ¿ Has vivido?. ¿ Has amado?. Y yo sin decir nada abriré el corazón lleno de nombres" Pedro Casald...