sábado, 26 de octubre de 2019

LA INVISIBILIDAD CON NOMBRE DE FUTURO






No estamos en el mejor de los Mundos posibles, tal vez por ello nos urge construir futuros.

En apenas un siglo o dos eso que llamamos "el Mundo"  está colmado, delimitado hasta sus más últimos y recónditos lugares. Ya no quedan lugares a los que ir, aquellas aparentes " tierras virgenes o de nadie" que en realidad si que eran de "alguien",  antes que los colonos  llegaran a ellas en busca de una vida mejor y las naciones europeas se repartieran un mundo que entonces quisieron percibir como parcialmente deshabitado, repleto de lugares abiertos , sin fronteras, esperando a ser conquistado" en nombre del Progreso y de la Modernidad, y que ahora nos lo presentan completamente acotado.

Quizás por ello la televisión se esfuerza en mostrarnos lugares remotos, islas deshabitadas al estilo de Robinsón Crusoe, donde los concursantes del reality Show de turno, representan el falso papel de supervivientes en un lugar aparentemente deshabitado en "plena  naturaleza", salvo por los cámaras de televisión , los actores y actrices y los miles de espectadores que detrás de su televisor observan como ávidos voyeristas el espectáculo televisivo del momento.
Un mundo pseudonatural que pretende ofrecernos una naturaleza en "peligro de extinción". Y lo que está en peligro de extinción no es sólo la Naturaleza, sino también nuestra propia "condición humana" tal y como la hemos conocido hasta ahora. La revolución tecnológica  trae de su mano nuevos adjetivos al concepto y a la experiencia de lo humano.

Con semejante artificialidad y desconexión de nuestra corporalidad, de nuestras sensaciones , emociones  y sentimientos, parece comprensible la necesidad actual de estar inmersos en la búsqueda constante de estímulos que sostengan  nuestra capacidad de desear y de gozar , casi como si estuviéramos al acecho del " deseo perdido".

  La pérdida de nuestra capacidad de introspección que nos hace humanos, de tomar conciencia de nuestra corporalidad vivida y compartida, de nuestra afectividad , de nuestros miedos y autoengaños, de nuestros pensamientos, sentimientos, y de nuestro universo imaginario; nos dejan desprovistos del material humano, cálido y ardiente que alimenta y reaviva nuestros deseos.

Tal vez nunca se ha hablado ni mostrado tanto ni de forma tan explícita y descarnada la sexualidad que en el momento actual, pero casi exclusivamente como objeto de consumo, como material desechable para usar y tirar . Se ha cosificado el cuerpo humano reduciéndolo a un objeto de consumo más, listo para deshacernos de él,  en cuanto deje de servirnos  para nuestra propia e inmediata satisfacción.

Estamos tan repletos de estímulos que podríamos hablar de una hipersexualizacion e hiperestimulación del espacio público. Semejante saturación de sensaciones, no puede mas que producir la pérdida del deseo, o la necesidad constante de buscar estímulos cada vez mas intensos para poder hacer sentir algo ante cuerpos casi anestesiados por el exceso.

Vivimos en un mundo globalizado, completamente lleno, repleto de fronteras, donde los parias, los "alguienes" que un dia fueron colonizados por los europeos con el pretexto de llevarles la Modernidad, (y mas que llevarles , se trajeron  para Europa sus riquezas y  el Progreso), esos " alguienes" llaman ahora a nuestra puerta y no sabemos qué hacer con ellos.

Nos incomodan, nos recuerden nuestra propia angustia vital en un mundo cada vez mas cambiante e inseguro. Están "fuera de lugar", porque no se les permite estar o su presencia resulta inquietante, y  nos sirven de oscuro espejo en el que podemos ver reflejada nuestra fragilidad existencial.

"Ya no quedan estatuas de la Libertad", porque en un mundo tan lleno y repleto de " mercancias" como las del "libre mercado"  donde todo es susceptible de comprarse y venderse, no hay tampoco lugar para las utopias o éstas se convierten rápidamente en un eslogan publicitario de moda vacío de contenido, o porque la Libertad se ha quedado tan petrificada como los cuerpos del hiperconsumismo moderno.

Para sostener nuestros deseo en una comunidad de human@s ( comunes que no idénticos ni homogéneos) como para poder crear un planeta humanamente sostenible,  necesitamos la  aceptación de limites y la regulación de los mismos , necesitamos que la libertad baje de su pedestal y se aproxime a  sus hermanas " igualdad" y "solidaridad"  en una Comunidad de Sujetos Humanos,  inevitablemente global pero diversamente humana

¿Y si esa " Señora Libertad" , como un personaje escapado de una escena psicodramatica, saliera a pasearse por ese Planeta Global y  viniera a contarnos historias de Lugares Invisibles que aún están por narrarse ?.

Porque si no podemos imaginar y nombrar otros Mundos, ahora invisibles, más justos y más solidarios que nos ofrezcan horizontes de posibilidad, no podemos seguir construyendo futuros. Y de los Mundos Imaginados de hoy se tejen las historias humanas que crearan los Futuros Posibles.

Beatríz Miralles Corredor.
Psicologa y Psicoterapeuta de Grupos.

( " Ya no quedan Estatuas de la Libertad" es una expresión que utiliza Zygmunt Bauman en su libro " Amor Liquido". )

sábado, 12 de octubre de 2019

PORNO Y SEXUALIDAD: ¿DÓNDE HA QUEDADO LA EDUCACIÓN SEXUAL?






Cada vez son más  l@s adolescentes que recurren a los vídeos porno que circulan por internet como medio para intentar acceder a una educación sexual que no han recibido por otros medios o que es muy insuficiente. Es posible que haya más información que nunca sobre sexualidad, pero se trata en su mayoría de mala información, engañosa y distorsionada. 
Los estereotipos que reflejan  están muy lejos de la realidad, con comportamientos muchas veces irrealizables , artificiales y carentes de emociones y afectos, como actos mecánicos representados por hombres y mujeres robots. Falta carnalidad, sensualidad, tacto, aroma, erotismo , sentimiento, como un arte capaz de despertar y suscitar el deseo. 
El juego erótico tiene que ver mucho con lo imaginario como forma de despertar el deseo y en ese juego se crean y se recrean los deseos sexuales humanos. Fantasías que se entremezclan con la realidad de la experiencia erotica. El universo de las fantasías es un territorio inmenso que alimenta buena parte de nuestras vidas . No tiene por qué suponer un problema al menos que dejemos de entender la diferencia entre lo fantaseado y lo real.

Para los adolescentes en general  y para algunas personas de más edad resulta difícil entender e integrar el límite entre lo imaginario y la realidad. Y no llegan a comprender que  muchas de las fantasías sexuales no  tienen que llevarse a lo real, ni mucho menos, ni es conveniente que se materialicen de forma directa. 
Y entonces , ¿ qué pasa cuando nuestro mundo imaginario está completamente bombardeado por imágenes que nos han fabricado otros y que se acercan peligrosamente a representaciones muy directas de la realidad , confundiendo los limites entre imaginario y real? y ¿que sucede cuando estas imagenes en forma de películas porno invaden nuestras fantasias, robándonos nuestra singularidad o poniendo al descubierto de la forma mas descarnada nuestros fantasmas más oscuros?.

 No todos gozamos de la misma forma ni suscita nuestro deseo las mismas cosas, si en algo los seres humanos nos diferenciamos del puro instinto animal es precisamente en nuestra forma diversa de vivir y experimentar nuestra sexualidad. Por eso se dice que los humanos no tenemos instinto sexual sino pulsión sexual. 
No nacemos sabiendo cómo tenemos que comportarnos sexualmente, sino que lo aprendemos a lo largo de nuestra vida, como aprendemos a andar, correr, hablar...no es algo que adquiramos de forma innata sino que vamos desarrollando con nuestra experiencia y con la observación de las experiencias ajenas a través de nuestra infancia y adolescencia, sobre todo de lo que observamos a nuestro alrededor en personas que para nosotr@s son significativas o socialmente relevantes a las que tendemos a imitar a través de la identificación.

 Sin embargo nuestra forma de goce no es algo que podamos elegir racionalmente como tampoco lo es nuestra orientación sexual, si bien somos responsables de nuestra forma de vivirlo y de expresarlo. Por eso es tan importante cuidar y seleccionar lo que contemplamos y observamos a través de internet y de otros contextos. La imitación y la identificación con determinados personajes funcionan como guías en nuestros comportamientos en la adolescencia. _¿De qué otras maneras podríamos aprender a dar y recibir placer?...

Si bien creo que el porno no es la mejor manera de acceder a la educación sexual, lo cierto es que es el medio que utilizan muchos adolescentes para intentar dar respuesta a su curiosidad  sobre sexualidad y comportamientos sexuales.  Las estadisticas nos dicen que un tercio del tráfico de internet esta destinado a ver porno, lo que resulta realmente alarmante. 
¿ Y qué es lo que enseña el Porno? Enseña una imagen muy pobre de la sexualidad humana , rígida, estereotipada y carente de sentimientos y afectos en la que se refleja una visión muy mecánica y mercantilista del sexo. Las mujeres muchas veces son presentadas como meros objetos sexuales, de usar y tirar, se alimenta con ellos las posiciones machistas y humillante contra las mujeres,e incluso contra  los hombres , que son también presentados de forma descarnada , simple y automatica, como si fueran animales carentes de humanidad, no hay deseo, sensualidad , erotismo. Según estadísticas recientes España es el tercer país en el mundo en cuanto a volumen de clientela que acude a la prostitución, y muchos son adolescentes.  ¿Qué está pasando en nuestra Sociedad.?

  Si bien resulta importante  reivindicar nuestros lugar como sujetos de deseo, mujeres y hombres como seres deseantes y con capacidad de gozar sexualmente, tendriamos que ir un poco mas allá de la reivindicación y plantear propuestas de educación y trasformación .Y en ello las mujeres tenemos mucho que aportar y que decir. Ahora bien  si  queremos  subrayar nuestra propia capacidad para decidir en nuestra vida, no tenemos por qué asumir necesariamente una inversión de roles. No se trata de colocarnos en el lugar de dominadoras, identificándonos con los roles supuestamente masculinos que se pretenden cuestionar, sino de proponer otro tipo de relaciones entre hombres y mujeres que no pasen por la cosificación ni la humillación de nadie...modelos de masculinidad y feminidad que resalten el valor del respeto mutuo. 

¿Tendríamos que preguntarnos qué significa para cada cual el respeto?. Quizás para tod@s no signifique lo mismo, pero en todo caso una forma de respeto que sí compartan y acepten las partes implicadas y que por supuesto respete los derechos fundamentales que por el hecho de serlo, tenemos todas las personas. 
En el sexo como en la vida no todo vale. Por eso necesitamos una buena educación sexual , no reduccionista ni simple que contemple las distintas dimensiones de la sexualidad humana, incluyendo la emocional y afectiva.

Beatríz Miralles Corredor.
Psicóloga,Sexóloga  y Psicoterapeuta de Grupos.
bundaubarre@gmail.com

EXPERIENCIAS DE DUELO: EL ULTIMO ABRAZO EN TIEMPOS DE ABRAZOS PROHIBIDOS.

  " Al final del Camino me dirán ¿ Has vivido?. ¿ Has amado?. Y yo sin decir nada abriré el corazón lleno de nombres" Pedro Casald...