sábado, 11 de noviembre de 2017

PSICODRAMA Y OTROS VERICUETOS.




" No somos nuestras máscaras, somos lo que hay detrás de ellas"





¿Que es eso de "vericueto"?  Un vericueto es un sitio al que resulta muy dificil acceder o que es arduo de transitar. El concepto puede emplearse en un sentido físico o simbólico, vinculándose a los rincones o recovecos que no se dejan ver con facilidad.

¿Y qué es el Psicodrama? . Es una técnica de psicoterapia de Grupo que integra las emociones, los afectos y los pensamientos con la expresion corporal de los mismos. Tuvo su origen en Viena, en torno a 1911, y fue creada por un psiquiatra de origen sefardí , nacido en Rumania llamado J. Moreno. La idea surgió a partir de la observación de los niños que representaban diversos roles en sus juegos infantiles, a partir de ahí creo la técnica  del Role- Playing o " Juego de Roles", técnica que utilizo para estimular el cambio de  perspectiva al poder colocarse en otros puntos de vista distintos al propio.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial se interesó por los problemas sociales de las personas desplazadas por el conflicto bélico y empezó a utilizarla con ellos con fines psicoterapéuticos. Luego fue aplicándola en distintos contextos terapéuticos. Moreno estudió las dinámicas internas de los Grupos Humanos y aprovechó sus potencialidades terapéuticas para crear la Psicoterapia de Grupo. A partir de 1921 fue desarrollando el Método Psicodramatico  en su " Teatro de la Espontaneidad", que proponía la representación espontánea de escenas cotidianas. Al unir la acción psicodramatica con las expresiones verbales logró integrar ambos aspectos, poniendo de manifiesto las divergencias existentes entre " actuación y  verbalización", dando la posibilidad al sujeto actuante de que tomara conciencia de sus propias contradicciones.

Volviendo a nuestra palabra " Vericueto", de la que hablaba al principio. Por qué utilizarla aquí. Simplemente porque me vino directamente a mi mente sin saber muy bien por qué, y luego posteriormente empecé a preguntarme por ella. Esto sería poner en practica "la libre asociación de ideas", y siguiendo el hilo de asociaciones fui construyendo este texto. Lo que me atrajo de esta "palabreja" fue  ese doble sentido que tiene y que me resultaba muy interesante como metáfora para intentar aproximarnos al Psicodrama.

Tal vez porque el psicodrama podríamos decir que busca poner en juego  esa complejidad humana desde diversas perspectivas: como expresión física, como  una forma de actuar con el cuerpo, por otra recoge lo simbólico del gesto y de la palabra, para intentar  aproximarnos a aquellos aspectos de nuestro mundo afectivo ( inconsciente) ' algunos dirían aquellos " rincones o recovecos de nuestra alma" por los que resulta a veces difícil acceder y transitar.

Esta doble función que contempla el Psicodrama, y que se pone en evidencia en el juego psicodramatico, recoge de una forma muy palpable aquellas contradicciones, que por otro lado forman parte de todos los humanos, en mayor o menor grado: Aquello de " fíjate en lo que haces más que en lo que dices".

Tenemos tan bien domesticadas las palabras, que muchas veces podemos utilizarlas no solo para engañar a los otros seres humanos, sino sobre todo para engañarnos a nosotras y nosotros mismos. El primer paso sería entonces empezar a tomar cierta conciencia de nuestras propias  contradicciones , eso que llaman introspección o cierto conocimiento de una o uno mismo, en este caso a través de una serie de experiencias que permitan poner en juego la expresividad del cuerpo y de la palabra, el espacio y el movimiento.

En el Psicodrama nuestros mundo imaginario y simbólico  fluye en el espacio de la representación y de la palabra, junto con lo real que le acompaña. La multiplicación de personajes y escenas nos permite poner en juego nuestra capacidad de ponernos en el lugar del " Otro" , e incluso de ver aspectos de nosotros mismos reflejados en los otros a través de los mecanismos de identificación y proyección de los cuales podemos ir tomando conciencia.

No se trata de un "actuar  para los otros" sino de un " representar algo para mi , que me devuelva una imagen distinta de mi mismo.No somos nuestras máscaras , somos lo que hay detrás de ellas. Se trata de buscar una  representación que permita poner en evidencia nuestras  "imágenes de nosotros mismos"  y aproximarnos a aquello que esconden, quizás con la esperanza de salir en algo renovados. Se trata de un cambio que viene de nuestro interior, un cambio al que se llega y  se incorpora a nosotros desde dentro, y es por tanto un cambio interiorizado que nos afecta a largo plazo y que nos permite afrontar de otro modo nuestras vidas.

Beatríz Miralles. Psicóloga.
http://psicologabeamiralles.com/

CRISIS Y CRECIMIENTO: VALORES QUE NO COTIZAN EN BOLSA.

Los seres humanos somos seres finitos, es decir, mortales. Aunque vivimos con la ilusión de que La Muerte es algo que no va con nosotr...