domingo, 8 de octubre de 2017

SABER ESCUCHARNOS







Ahora esta muy de moda el termino " Posverdad" .Un nuevo termino para referirse a mecanismos psíquicos de " negación o distorsión de la realidad". Nada nuevo en la historia de la humanidad, aunque ahora lo nombramos de otro modo, como jugando con el concepto de post- modernidad. Parece como si lo " post" estuviera de moda. Quizas este pudiera ser un sintoma social de nuestra epoca.
Que es eso de la " Negacion de la Realidad"?  Cuando no queremos o no podemos aceptar algo, porque difiere con nuestras estructuras mentales o psíquicas,y nos resulta conflictivo o generador de angustia  simplemente lo rechazamos,actuamos como si no existiera o lo negamos rotundamente, podemos  reprimirlo y retirarlo de nuestra conciencia o  distorsionarlo para que se ajuste a lo que realmente deseamos ver o percibir de algún modo. Aquello de nuestro refranero popular " Ojos que no ven, corazón que no siente".
A fuerza de escuchar y repetirnos una y otra vez mentiras podemos llegar a creernoslas: el" autoengaño" como formas de defendernos de una realidad que nos resulta intolerable y no podemos o no deseamos aceptar. Si bien este mecanismo es aceptable y muy utilizado en los niños, hasta que poco a poco van desarrollando recursos emocionales y afectivos que le permitan ir afrontando aspectos de la realidad que podrían parecerles intolerables; parece muy preocupante en los adultos cuando se convierte en algo muy generalizado y muy presente, y nos permite una y otra vez seguir negando la realidad;  y puede resultar alarmante cuando se convierte en algo muy extendido a nivel  de dinámica social. 
Otro mecanismo " el de la proyección" como otra forma de distorsión de la realidad , nos lleva a atribuir a los otros, intenciones o actos que en realidad son nuestros y no de ellos. Aquello que no toleramos en nosotros mismos, lo reflejamos en los demás.. " Dime de qué presumes y te diré de que careces,", " Ves la paja en el ojo ajeno , pero no ves la viga en el propio"...

Sin conciencia de la propios engaños no podemos comprender los ajenos. Para conocer a los otros hay que pasar por conocerse a uno mismo o una misma, y ponerse "en el lugar del otro". Y para poder hablar y escucharse es necesario una cierta dosis de eso que llamamos empatia. Empatizar no significa estar de acuerdo con el otro, ni confundirte con él, pero si poder ponerte en su lugar para llegar a entender sus puntos de vista y los sentimientos y emociones que lo sustentan, sin " demonizarlo" . Sin esta " apertura mental y afectiva a la que llamamos  "escucha" , el dialogo se convierte en una serie de frases vacías de contenido, pues solo sirven para enrrocarse en nuestra posicion y descalificar a los otros. Esta actitud no  permite  llegar a un mínimo de  entendimiento que sostenga una negociación razonable y una  convivencia pacífica entre las personas y entre las comunidades humanas. 

Beatríz Miralles. Psicóloga.
http://psicologabeamiralles.com/



4 comentarios:

  1. Muy adecuado para estos momentos. Muy didactico.

    ResponderEliminar
  2. No podría ser más apropiado para el momento, para la circunstancia política que estamos viviendo. Brillante!

    ResponderEliminar
  3. Espero con ganas algún artículo sobre el silencio y la empatía . Este escrito me pareció muy adecuado por el momento social tan triste y lamentable que estamos viviendo.

    ResponderEliminar

SALIR DE CASA: LA VUELTA A UNA NUEVA REALIDAD.

JUGANDO CON NUESTRAS MASCARAS En España hemos entrado en una nueva etapa de nuestra vida en tiempos de Pandemia. Y tendremos que ir reto...