miércoles, 28 de junio de 2017

LA MEMORIA Y LA FABRICA DE LOS RECUERDOS: El Escenario Secreto de las Vidas Soñadas y Vividas.




El Escenario en el que escribí este texto fue el de un viaje que hice a Marrueos hace años, con un Grupo de personas. Atravesamos el pais con una furgoneta hasta llegar al Desierto del Sahara. A mis compañeros de viaje debo la idea de acompañar mis escritos de Imágenes, pues hasta entonces no se me había ocurrido.

Reconozco ahora el poder evocador que tienen las imágenes y la importancia de la perspectiva de la mirada con que se hacen. Sin una forma particular de mirar y percibir la realidad, difícilmente puedes hacer fotos originales. Dependen de la orginalidad de miras del que las hace y de su capacidad para captar el momento.

Creo que entre todos los caminos posibles, cada una o cada uno elige consciente o inconscientemente sus propios caminos.Tambien que cada cual estamos como estamos, y amamos desde donde podemos...Aprender eso es una tarea que nos lleva toda la vida.

Voy camino del desierto y me he llevado un libro que voy leyendo a ratos, es un libro de susana Fortes titulado "Fronteras de Arena",
Dice Susana: " ¿ Como saber con antelación cuales serán las cosas que no recordaremos y cuales las que jamas se olvidan? La memoria Humana esta llena de cables que se entretejen en una red tan intrincada como las que se usan para hacer trampas. ¿Como saber si un recuerdo es algo que se tiene o se ha perdido?."

Creo que escribimos, yo al menos así lo hago , y creo que también puedo buscar eso en la fotografía, para burlarnos de la memoria, esa infiel compañera de viaje, que trasforma lo experimentado en algo necesariamente impreciso.

La memoria recrea lo vivido, le da formas distintas, nuevos sentidos porque va reconstruyendo las vivencias,  dotándolas de nuevos significados, según el momento emocional en que nos encontremos. Incluso lo escrito o fotografíado tiene otro sentido cuando lo volvemos a leer o ver...

En el Desierto inventamos un cuento entre unos cuantos que estábamos en las dunas, tiritando de frío, esperando ver amanecer.Un cuento que hablaba sobre unos personajes que hacían un largo camino por las montañas y el desierto en busca de un tesoro perdido y que pasaban muchas vicisitudes para encontrarlo.

Era un tesoro, dijo alguien, que nos librara de nuestros fantasmas y nos enseñara el verdadero sentido de la vida, añadió otra. Un tesoro que no nos dejara deslumbrados por aquello que resplandece como  los oropeles de oro, con un falso brillo. 

Yo no recuerdo lo que dije, (el olvido me atrapó al escribir estas lineas), pero pienso ahora que el verdadero secreto que esconde la vida es ir dotándola de sentido poco a poco, dándole nuevos significados  que se nutran de las experiencia vividas y de lo que somos capaces de sentir.

¡ Una se desencanta y se enamora de la vida tantas veces¡ ¡ Nuestras batallas interiores¡. Son como pequeñas muertes, algunas no tan pequeñas,en donde algo se muere  y algo distinto emerge de nuevo renovado. El eterno ciclo de la Muerte y la Vida, de lo que muere y de lo que lucha o empuja por nacer o por vivir.    ¡ Algo tan simple y tan complejo¡.

Beatríz Miralles. Psicóloga.
http://psicologabeamiralles.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CRISIS Y CRECIMIENTO: VALORES QUE NO COTIZAN EN BOLSA.

Los seres humanos somos seres finitos, es decir, mortales. Aunque vivimos con la ilusión de que La Muerte es algo que no va con nosotr...